La clono a morir

Sergio Vargas
DLG

Varias generaciones de latinoamericanos han bailado La quiero a morir. Dependiendo de la década, unos lo hicieron al ritmo del merengue de Sergio Vargas, otros con la salsa de DLG, todos gracias a la célula madre del francés Francis Cabrel.
Una hermosa letra, un ritmo pegajoso, un éxito que está esperando una tercera actualización, quizás en ritmo de merenguetón, para que una nueva generación de latinos se susurren al oído «te quiero a morir» mientras se mueven al compás.

Sergio Vargas – La quiero a morir

DLG – La quiero a morir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *