Street Fighting Clone

The Rolling Stones
The Rolling Stones
Rage Against the Machine
Rage Against the Machine

Street Fighting Man, la canción más política de The Rolling Stones es también un himno a la ambigüedad. Por momentos uno no sabe si los Stones están llamando a la revolución o se están desdiciendo de cualquier posibilidad de cambiar el sistema; tampoco es claro si cantan desde la vanguardia de una marcha de protesta o desde el balcón de quien ve una manifestación pasar. En la letra de Mick Jagger salta tanto la emoción frente a lo que estaba sucediendo en el mundo, no por casualidad la canción es de 1968, como también el escepticismo sobre las posibilidades de que ese mundo llegaría realmente a cambiar. Después de todo, “qué puede hacer un chico pobre, salvo tocar en una banda de rock ‘n’ roll”.
Rage Against the Machine no pensaba lo mismo, ellos concibieron su música como vehículo para denunciar a la América corporativa y como resultado alimentaron a la industria discográfica de los años 90 con millones de álbumes vendidos–“it’s the nature of my game”, también dijo Jagger en Simpatía por el Diablo. Fue lógica natural de los hechos que cuando los Rage Against the Machine se dieron por vencidos, con la banda ya básicamente disuelta y  en un disco de clones, incluyeran en su repertorio una versión de Street Fighting Man, dándole un tono de reconcomio a estrofas como “donde yo vivo se juega el juego de las salidas por compromiso”.

The Rolling Stones – Street Fighting Man

Rage Against the Machine – Street Fighting Man

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *